Volver

Cuenca

Escapada turismo rural a Cuenca

Escapada turismo rural a Cuenca

Cuenca cuenta con numerosos lugares ideales para un viaje de turismo rural por esas hermosas tierras de Castilla-La Mancha. Solamente a 30 kilómetros de la capital da comienzo la Serranía de Cuenca, desde donde se puede admirar el mágico paisaje de la Ciudad Encantada, con sus singulares formas creadas por la erosión del agua y del viento, que han sabido dar múltiples aspectos a la piedra caliza del lugar, que nos recuerdan animales, figuras humanas y objetos varios. El lugar está abierto durante todo el día de todos los días del año y en él tendremos ocasión de disfrutar, durante un itinerario de dos horas, de esta maravilla. Incluso hay carteles informativos que nos indican los nombres de cada una de estas rocas, aunque nosotros siempre podremos aportar algún parecido particular si lo deseamos. Están Los Barcos, El Elefante, El Tobogán, El Diplodocus y El Mar de Piedra, por ejemplo y entre otras muchas más. Si buscamos una ruta histórica, en el sector occidental de la provincia nos encontraremos con las ruinas romanas de Segóbriga. Ya en la zona sur, está ubicada la llamada “Mancha Húmeda“, con sus tradicionales molinos de viento de Mota del Cuervo y sus castillos de Alarcón y Belmonte. Si buscamos un alojamiento turístico especial, el Parador de Turismo de Alarcón, antigua fortaleza del siglo VIII, puede resultarnos ideal. Aunque, si nuestro viaje de turismo rural a Cuenca debe ser, por motivos económicos, una “escapada barata” no nos preocupemos, ya que Cuenca cuenta con una infraestructura de hoteles, casas y alojamientos rurales varios para todos los bolsillos. Solo es cuestión de buscar entre las numerosas ofertas que circulan siempre por internet. Hacia el sureste de Cuenca, encontraremos unos lugares ideales para disfrutar de nuestra escapada de turismo rural, ya que hallaremos paisajes únicos con lagunas, pequeños ríos y cascadas, que nos llevarán hasta Selva Pascuala, Moya y Cañete. También encontraremos pinturas rupestres, alcázares, iglesias góticas, conventos renacentistas y murallas. Ya más al sur está el Parque Natural Hoces del Cabriel, precioso y digno de ser visitado en nuestro viaje a Cuenca. En la zona norte se encuentra la Reserva de Caza El Hosquillo, y si nos gusta el disfrute y el relax de las aguas medicinales, allí encontraremos también la Estación Termal de Solán de Cabras. El nacimiento del Río Cuervo nos impresionará con sus preciosas cascadas y la comarca de la Alcarria por su famosa miel y sus singulares pueblos. Cuenca también alcanza su esplendor durante su Semana Santa, Fiesta de Interés Turístico Internacional. Nos resultará muy interesante tomar parte en la Semana de Música Religiosa, en la que intérpretes, musicólogos y aficionados a la música se dan cita en el Auditorio de Cuenca,...

Leer más
    Juan: Muchos años he veraneado en Cuenca y sólo puedo decir cosas buenas de una ciudad tan bonita y de todo lo que la rodea, si se busca un lugar tranquilo y bonito Cuenca es perfecta en su totalidad.