Todo sobre "hospedajes rurales"

El turismo rural y la relajación

El turismo rural y la relajación

  El turismo rural es una excelente oportunidad para la relajación. Una casa de campo con sus comidas típicas de la región y el paisaje campestre que la rodea, son sin dudas un entorno ideal para disfrutar de la paz y la tranquilidad durante unas vacaciones de verano o una estadía de fin de semana. Una vez allí, es posible coordinar actividades y excursiones a sitios cercanos, como cabalgatas por la zona, caminatas por senderos y conocer la flora y fauna local. Muchas casas de campo se encuentran rodeadas de sierras y montañas, y algunas actividades incluso permiten el ascenso para poder apreciar el paisaje y la vista del lugar. Por lo general, al hospedarse en una casa de campo, la familia de los propios dueños es quien se encarga de atender las necesidades de los huéspedes con un trato muy agradable y cordial. Los desayunos suelen ser muy especiales con diferentes tipos de dulces caseros, quesos y fiambres, realizados por ellos mismos. Es para destacar que los sonidos y los aromas que se perciben en estos lugares son más que perfectos para olvidarse de la rutina de la gran ciudad y de todos los problemas diarios. De esta manera podrá encontrar un equilibrio saludable entre el cuerpo y la mente y le permitirá recargar todas sus...

El turismo rural y el hospedaje como una experiencia única

Existen una variedad de estancias alrededor del mundo que ofrecen muchas opciones para el turismo rural. Cada region tiene sus propias características dependiendo de sus escenarios naturales, estilos arquitectónicos, tipo de comidas. Los servicios disponibles son muchos y van desde el hospedaje hasta la participación en las tareas habituales en la granja, como la producción de granos y la cría animales como ovejas, cabras, caballos, entre otras. Los establecimientos donde hospedarse varían dependiendo en el tipo de categoría y el tamaño clasificadas por lo general en estancias, granjas y casas de campo. Algunos establecimientos son de más de 100.000 hectáreas mientras que otros son pequeñas casas en una extensión de 1 hectárea o menos. Muchos de estos hospedajes rurales son magníficos y muy confortables. Algunos tienen lujosos muebles de madera de estilo colonial que hacen que el visitante viaje en el tiempo. Por lo general, son las propias familias que habitan el lugar las que atienden al visitante y brindan servicios. Suelen ser muy amables y serviciales con todos sus huéspedes. Otras actividades que pueden realizarse incluyen pesca, caza, cabalgatas, caminatas, vistas de la flora y fauna local, y visitas a museos especiales que proveen la oportunidad de conocer más acerca de la historia y la cultura del...